Marianna Giloni
17 de diciembre de 2019

¿Es posible adelgazar sólo en zonas localizadas?

En internet, el mundo del fitness y la nutrición, podemos encontrar varias ofertas tentadoras con la promesa de bajar de peso en zonas localizadas. Las más complicadas y consultadas ya las conocemos todos: abdomen, glúteos, piernas o brazos. Pero lograr que esta promesa se convierta en realidad es un poco más difícil de lo que parece.

Muchas veces recibimos consultas relacionadas al descenso de una zona localizada: ya sea porque quieren perder peso en esa parte específicamente y en otra no, o simplemente porque les pasó que ven que otras zonas del cuerpo se ven visiblemente más delgadas, mientras que aquella que deseamos reducir, sigue intacta..

Entonces, terminamos focalizando el ejercicio en zonas puntuales, como por ejemplo las piernas y glúteos, y muchas veces el efecto que terminamos obteniendo es el contrario al que buscamos conseguir.

Tengo una mala noticia que contarte: la pérdida de peso enfocada en una zona es extremadamente difícil, para no decir imposible.

¿Por qué adelgazar solamente de una zona del cuerpo es casi imposible?

La reducción de grasa de puntos localizados es muy difícil ya que la pérdida de peso tiende a generalizarse en todo el cuerpo. Al final de la pérdida progresiva de peso es cuando se pierde de las zonas con más acumulación. 

Por ello la mejor alternativa es seguir una dieta equilibrada, recomendada por tu nutricionista de confianza, acompañada de ejercicio físico practicado de manera diaria. Esta pauta no se centra en la pérdida de grasa en un punto localizado, sino en la pérdida de grasa corporal total.

Otras opciones para tratar zonas concretas son tratamientos estéticos aplicados de forma zonal, o incluso tratamientos quirúrgicos. Pero hasta en estos casos hay que mantener el peso estable, ya que si se engorda, los efectos de estos tratamientos son nulos.

Entonces ¿el entrenamiento localizado en una zona concreta no ayuda para nada?

¡Obvio que sí ayuda! La actividad física siempre nos va a ayudar mientras que estemos acompañándolo de una dieta saludable y equilibrada. En este caso, lo que podemos conseguir con los ejercicios en zonas localizadas (ejemplo piernas) es lograr que se modelen contribuyendo a GANAR masa muscular en esa zona específica, con lo que se consigue un cuerpo más tonificado. Por eso es tan importante que el ejercicio y la práctica que hagamos sean las correctas: que modelen y tonifiquen, pero que no aumenten la masa muscular, en el caso que el objetivo sea, por ejemplo adelgazar las piernas, estilizarlas y moldearlas.

En conclusión:

Nuestro cuerpo cambia constantemente, ya sea por la edad o el momento de la vida en el que estemos transitando. Por eso es súper importante tenerle cariño y paciencia para que nos acompañe en cualquier camino de cambio.

Nuestra recomendación pura y exclusivamente personal es que busques incorporar hábitos saludables a tu vida: una dieta equilibrada y saludable, buscar momentos de tranquilidad y relax exclusivos para vos, y una actividad física que te apasione, así podés practicarla con felicidad y constancia.

FacebookTwitterWhatsApp

Envía tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Notas
El estado de alerta constante y ansiedad (que más tarde se convierte en estrés crónico), se encuentra cada día más naturalizado, y un gran impulsor de esto es el estilo de vida que encontramos en las grandes ciudades que implica, de la mano de la tecnología, estar conectados todo el tiempo, always on.
Cuando somos adultos por lo general solo podemos dedicar un par de horas semanales a practicar alguna actividad física, y, en la mayoría de los casos, si el deporte no es tu actividad principal, estamos el 80% (por no decir 90%) del día en posiciones de tensión, estáticas, estándar y/o rutinarias donde la conexión con nuestro cuerpo es casi nula.